Comprendiendo el ABC del historial crediticio: Guía para jóvenes

¡Bienvenidos a Finanzas Para Jóvenes! En nuestra web encontrarás toda la información que necesitas para aprender sobre educación financiera de una manera divertida y práctica. Hoy queremos hablarles sobre un tema fundamental para el futuro de los jóvenes: el historial crediticio. En nuestro artículo titulado "Comprendiendo el ABC del historial crediticio: Guía para jóvenes", descubrirás la importancia de tener un historial crediticio sólido, aprenderás cómo construirlo y recibirás consejos para mantenerlo en buen estado. Además, te contaremos los errores comunes que debes evitar. ¡No te lo pierdas y sigue leyendo para asegurar tu éxito financiero!

Índice
  1. Introducción
    1. ¿Qué es el historial crediticio?
  2. Importancia del historial crediticio para jóvenes
    1. Ventajas de tener un buen historial crediticio
    2. Consecuencias de un mal historial crediticio
  3. ¿Cómo construir un historial crediticio sólido?
    1. 1. Abrir una cuenta de ahorros
    2. 2. Obtener una tarjeta de crédito para jóvenes
    3. 3. Utilizar el crédito responsablemente
    4. 4. Realizar los pagos a tiempo
    5. 5. Mantener un bajo nivel de endeudamiento
  4. Consejos para mantener un buen historial crediticio
    1. 1. Realizar un seguimiento regular de tu historial crediticio
    2. 2. Pagar tus deudas a tiempo
    3. 3. Evitar utilizar más del 30% de tu límite de crédito
    4. 4. No solicitar crédito innecesario
    5. 5. Mantener una buena relación con los acreedores
  5. Errores comunes que debes evitar
    1. 1. No pagar tus deudas
    2. 2. Cancelar tarjetas de crédito antiguas
    3. 3. Abrir múltiples cuentas de crédito
    4. 4. Ignorar las notificaciones de crédito
    5. 5. Cometer fraudes o estafas
  6. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Qué es un historial crediticio?
    2. 2. ¿Por qué es importante tener un historial crediticio?
    3. 3. ¿Cómo puedo comenzar a construir mi historial crediticio?
    4. 4. ¿Qué debo evitar para mantener un buen historial crediticio?
    5. 5. ¿Cómo puedo verificar mi historial crediticio?
  7. Conclusion
    1. ¡Gracias por ser parte de nuestra comunidad! ¡Juntos somos más fuertes!

Introducción

Infografía minimalista de historial crediticio para jóvenes

En el mundo de las finanzas, el historial crediticio es un componente fundamental para cualquier persona que desee tener acceso a créditos, préstamos o cualquier otro tipo de financiamiento. Para los jóvenes y adolescentes, comprender qué es y cómo funciona el historial crediticio puede resultar confuso al principio. Sin embargo, es importante que desde temprana edad se adquiera conocimiento sobre este tema, ya que tendrá un impacto significativo en sus futuras oportunidades financieras.

¿Qué es el historial crediticio?

El historial crediticio es un registro detallado de todas las transacciones financieras que una persona ha realizado en relación a créditos, préstamos, tarjetas de crédito y otras formas de financiamiento. Este registro incluye información como el monto del crédito, los pagos realizados, las fechas de pago, las deudas pendientes y cualquier retraso o incumplimiento en los pagos.

El historial crediticio es elaborado y administrado por las agencias de crédito, las cuales recopilan información de diferentes fuentes, como bancos, instituciones financieras, compañías de tarjetas de crédito y prestamistas. Esta información es utilizada por las entidades financieras para evaluar el nivel de riesgo que representa prestar dinero a una persona, y determinar si es confiable y solvente para cumplir con sus obligaciones financieras.

Es importante tener en cuenta que el historial crediticio no solo refleja los pagos de créditos y préstamos, sino también otros aspectos financieros, como los pagos de servicios públicos, los pagos de alquileres y cualquier otro tipo de deuda que se haya contraído. Por lo tanto, mantener un buen historial crediticio implica tener un historial de pagos puntuales y responsables en todas las áreas financieras.

Importancia del historial crediticio para jóvenes

Infografía minimalista: historia crediticia para jóvenes, beneficios, gráfico de puntaje de crédito

El historial crediticio es un registro que muestra la forma en que una persona ha manejado sus deudas y pagos a lo largo del tiempo. Para los jóvenes, tener un buen historial crediticio es crucial, ya que puede abrirles puertas en el futuro y facilitarles la obtención de préstamos, tarjetas de crédito y otros servicios financieros. A continuación, veremos algunas ventajas de mantener un historial crediticio positivo desde temprana edad.

Ventajas de tener un buen historial crediticio

1. Acceso a mejores oportunidades de crédito: Un buen historial crediticio puede ayudar a los jóvenes a obtener préstamos con tasas de interés más bajas y condiciones más favorables. Esto significa que podrán acceder a créditos para financiar la compra de un auto, una vivienda o incluso emprender un negocio, sin tener que pagar intereses excesivos.

2. Posibilidades de obtener tarjetas de crédito: Contar con un historial crediticio positivo les permitirá a los jóvenes solicitar tarjetas de crédito, lo cual puede ser útil para realizar compras en línea, reservar hoteles o alquilar un auto. Además, el uso responsable de una tarjeta de crédito les ayudará a construir un historial crediticio sólido y establecer buenos hábitos financieros.

3. Mejor posición al buscar empleo: Algunas empresas realizan verificaciones de antecedentes crediticios como parte de su proceso de contratación. Un buen historial crediticio puede ser un indicador de responsabilidad y confiabilidad para los empleadores, lo cual puede brindar a los jóvenes una ventaja competitiva en el mercado laboral.

Consecuencias de un mal historial crediticio

1. Dificultades para obtener crédito: Un historial crediticio negativo puede dificultar la obtención de préstamos o tarjetas de crédito en el futuro. Los prestamistas y las instituciones financieras suelen evaluar el historial crediticio de los solicitantes como parte de su proceso de aprobación, y un historial negativo puede ser motivo de rechazo o de condiciones desfavorables.

2. Limitaciones en las opciones de financiamiento: Un mal historial crediticio puede limitar las opciones de financiamiento disponibles para los jóvenes. Esto significa que podrían tener dificultades para adquirir bienes de alto valor, como un auto o una vivienda, y se verían obligados a buscar alternativas más costosas o menos convenientes.

3. Impacto en la vida cotidiana: Un historial crediticio negativo puede afectar la vida cotidiana de los jóvenes en diversas formas. Por ejemplo, podrían tener dificultades para alquilar un apartamento, contratar servicios públicos o incluso conseguir un teléfono celular. Además, un mal historial crediticio puede generar estrés y preocupación constante por la falta de acceso a opciones de financiamiento.

Comprender la importancia de mantener un buen historial crediticio desde temprana edad es fundamental para los jóvenes. Tener un historial positivo les brindará ventajas en términos de acceso a crédito, tarjetas de crédito y oportunidades laborales, mientras que un historial negativo puede generar dificultades y limitaciones en su vida financiera.

¿Cómo construir un historial crediticio sólido?

Infografía: Historial crediticio para jóvenes

1. Abrir una cuenta de ahorros

Uno de los primeros pasos para construir un historial crediticio sólido es abrir una cuenta de ahorros. Esto demuestra a los prestamistas que tienes la capacidad de administrar tus finanzas de manera responsable y que puedes ahorrar dinero regularmente. Además de eso, tener una cuenta de ahorros te permite establecer una relación con una institución financiera, lo cual es importante a la hora de solicitar un préstamo o una tarjeta de crédito en el futuro.

Es recomendable hacer depósitos regulares en tu cuenta de ahorros, incluso si son cantidades pequeñas. Esto te ayudará a mantener un buen historial de pagos y a demostrar que tienes la disciplina necesaria para administrar tu dinero.

Recuerda que una cuenta de ahorros es solo el primer paso para construir un historial crediticio sólido. Aunque no generes un historial crediticio en sí mismo, es una base importante para asegurar un buen comienzo en tu vida financiera.

2. Obtener una tarjeta de crédito para jóvenes

Cuando eres joven, es posible que no tengas suficiente historial crediticio para calificar para una tarjeta de crédito regular. Sin embargo, muchas instituciones financieras ofrecen tarjetas de crédito específicamente diseñadas para jóvenes y adolescentes. Estas tarjetas suelen tener límites de crédito bajos, lo cual es beneficioso para controlar tus gastos y evitar endeudarte más de lo que puedes pagar.

El objetivo de obtener una tarjeta de crédito para jóvenes es comenzar a generar un historial crediticio positivo. Para lograrlo, es importante utilizar la tarjeta de manera responsable. Esto significa no gastar más de lo que puedes permitirte pagar, pagar el saldo total a tiempo cada mes y evitar caer en la tentación de realizar compras impulsivas.

Recuerda que una tarjeta de crédito puede ser una herramienta útil para construir tu historial crediticio, pero solo si la utilizas de manera responsable. Si no tienes la disciplina necesaria para administrar una tarjeta de crédito, es mejor esperar hasta que estés más preparado para manejarla adecuadamente.

3. Utilizar el crédito responsablemente

Una vez que tengas una tarjeta de crédito y hayas comenzado a construir tu historial crediticio, es importante utilizar el crédito de manera responsable. Esto significa no solo pagar tus facturas a tiempo, sino también mantener un bajo porcentaje de utilización de crédito.

El porcentaje de utilización de crédito se refiere a la cantidad de crédito que estás utilizando en comparación con el límite total de tu tarjeta. Por ejemplo, si tienes un límite de crédito de $1000 y tienes un saldo de $500, tu porcentaje de utilización de crédito sería del 50%. Es recomendable mantener este porcentaje lo más bajo posible, idealmente por debajo del 30%, para demostrar que estás utilizando el crédito de manera responsable.

Además de eso, es importante revisar regularmente tu historial crediticio para asegurarte de que no haya errores o información incorrecta. Puedes obtener una copia gratuita de tu informe crediticio anualmente y verificar que todo esté en orden. Si encuentras algún error, debes comunicarte con la agencia de informes crediticios correspondiente para corregirlo.

Recuerda que construir un historial crediticio sólido lleva tiempo y paciencia. No esperes resultados inmediatos, pero con el tiempo y el uso responsable del crédito, podrás disfrutar de los beneficios de tener un buen historial crediticio, como obtener préstamos con tasas de interés más bajas y tener acceso a mejores ofertas financieras.

4. Realizar los pagos a tiempo

Uno de los aspectos más importantes para mantener un buen historial crediticio es realizar los pagos a tiempo. Esto implica pagar las cuotas de tus préstamos o tarjetas de crédito en la fecha establecida sin retrasos. Los pagos a tiempo demuestran responsabilidad y compromiso con tus obligaciones financieras, lo cual es valorado positivamente por las entidades crediticias.

Si te atrasas en los pagos, esto puede tener un impacto negativo en tu historial crediticio. Los retrasos en los pagos pueden generar intereses adicionales, cargos por mora e incluso podrían llevar a la inclusión de tu deuda en una lista de morosos. Además, los pagos atrasados se registran en tu historial y pueden afectar tu capacidad para obtener crédito en el futuro.

Para evitar retrasos en los pagos, es recomendable establecer recordatorios o automatizar los pagos a través de domiciliaciones bancarias. De esta manera, te aseguras de cumplir con tus obligaciones financieras y mantener tu historial crediticio en buen estado.

5. Mantener un bajo nivel de endeudamiento

Otro aspecto clave para mantener un buen historial crediticio es mantener un bajo nivel de endeudamiento. Esto significa que no debes tener un alto saldo de deudas en relación con tus ingresos o límites de crédito disponibles. Un bajo nivel de endeudamiento demuestra que eres capaz de manejar tus finanzas de manera responsable y que tienes capacidad para pagar tus deudas.

Para mantener un bajo nivel de endeudamiento, es importante no utilizar el crédito de manera indiscriminada y evitar acumular deudas innecesarias. Antes de solicitar un préstamo o utilizar una tarjeta de crédito, evalúa si realmente lo necesitas y si tienes la capacidad de pagar las cuotas correspondientes.

Además, es recomendable no utilizar el límite máximo de tus tarjetas de crédito y tratar de pagar el saldo completo cada mes. Esto te ayudará a mantener un bajo nivel de endeudamiento y evitará que te excedas en tus gastos.

Consejos para mantener un buen historial crediticio

Infografía: Pasos para historial crediticio jóvenes

1. Realizar un seguimiento regular de tu historial crediticio

Mantener un seguimiento regular de tu historial crediticio es fundamental para comprender tu situación financiera y asegurarte de que estás en buen camino. Puedes obtener una copia de tu informe de crédito de forma gratuita una vez al año a través de las agencias de crédito o utilizar servicios en línea para verificarlo regularmente.

Al revisar tu historial crediticio, presta atención a los detalles como tus pagos atrasados, deudas pendientes o cualquier otro factor que pueda afectar tu puntaje crediticio. Identificar y corregir errores en tu informe es importante para mantener un historial crediticio preciso y confiable.

Además, al revisar regularmente tu historial crediticio, puedes detectar posibles actividades fraudulentas o signos de robo de identidad. Si encuentras alguna irregularidad, es importante que lo informes a las autoridades correspondientes y tomes las medidas necesarias para resolver el problema.

2. Pagar tus deudas a tiempo

El pago puntual de tus deudas es uno de los factores más importantes para mantener un buen historial crediticio. Los retrasos en los pagos pueden tener un impacto negativo en tu puntaje crediticio y dificultar la obtención de crédito en el futuro.

Establece un calendario de pagos y asegúrate de cumplir con todas tus obligaciones financieras a tiempo. Si tienes dificultades para cumplir con tus pagos, comunícate con tus acreedores y explícales tu situación. En algunos casos, es posible negociar nuevos plazos de pago o acuerdos que te ayuden a mantener tu historial crediticio en buen estado.

Recuerda que el pago puntual no solo se aplica a tus tarjetas de crédito, sino también a otros tipos de deudas, como préstamos estudiantiles, préstamos para automóviles o hipotecas. Cumplir con todas tus obligaciones financieras demuestra responsabilidad y disciplina, lo cual es clave para mantener un buen historial crediticio.

3. Evitar utilizar más del 30% de tu límite de crédito

Utilizar una gran parte de tu límite de crédito puede tener un impacto negativo en tu historial crediticio. Los expertos recomiendan mantener tu utilización de crédito por debajo del 30% de tu límite total. Por ejemplo, si tienes una tarjeta de crédito con un límite de $1,000, trata de no utilizar más de $300.

Exceder ese porcentaje puede indicar a los prestamistas que dependes demasiado del crédito y que podrías tener dificultades para pagar tus deudas. Siempre es importante recordar que tener acceso al crédito no significa que debas utilizarlo en su totalidad. Utiliza tu crédito de manera responsable y evita acumular deudas que no puedas pagar.

Si te encuentras cerca de tu límite de crédito, considera estrategias para reducir tu utilización, como realizar pagos más frecuentes o hacer pagos parciales antes de la fecha de corte. Mantener un bajo nivel de utilización de crédito es un hábito positivo que puede ayudarte a mantener un buen historial crediticio a largo plazo.

4. No solicitar crédito innecesario

Cuando se trata de mantener un buen historial crediticio, es importante tener en cuenta que no debemos solicitar crédito innecesariamente. Aunque pueda ser tentador aprovechar todas las ofertas y promociones disponibles, es fundamental ser selectivo en cuanto a los créditos que solicitamos.

Solicitar crédito innecesario puede tener un impacto negativo en nuestro historial crediticio. Cada vez que solicitamos un nuevo crédito, se realiza una consulta a nuestro historial y esto puede afectar nuestra puntuación crediticia. Además, cada crédito que adquirimos implica una responsabilidad financiera, por lo que es importante evaluar si realmente lo necesitamos antes de hacerlo.

Antes de solicitar un crédito, es recomendable evaluar nuestras necesidades financieras y analizar si realmente es necesario o si podemos cubrir esos gastos con nuestros ingresos actuales. Si no es absolutamente necesario, es mejor evitar la solicitud de crédito innecesario.

5. Mantener una buena relación con los acreedores

Una buena relación con nuestros acreedores es fundamental para mantener un historial crediticio saludable. Esto implica cumplir con nuestros compromisos de pago de manera puntual y comunicarnos de manera transparente en caso de dificultades financieras.

Pagar nuestras deudas a tiempo es clave para mantener un buen historial crediticio. Los retrasos en los pagos pueden tener un impacto negativo en nuestra puntuación crediticia y dificultar la obtención de crédito en el futuro. Es importante establecer un calendario de pagos y asegurarnos de cumplir con nuestras obligaciones en las fechas acordadas.

En caso de dificultades financieras, es importante comunicarnos con nuestros acreedores de manera oportuna y transparente. Muchas veces, los acreedores están dispuestos a trabajar con nosotros para encontrar soluciones y evitar que nuestra situación financiera empeore. En lugar de ignorar los problemas, es mejor buscar opciones de pago alternativas o acuerdos de refinanciamiento.

Mantener una buena relación con nuestros acreedores no solo nos ayuda a mantener un buen historial crediticio, sino que también nos permite construir una reputación positiva en el mundo financiero. Esto puede ser beneficioso a la hora de solicitar nuevos créditos en el futuro, ya que los prestamistas tendrán en cuenta nuestra capacidad para cumplir con nuestras obligaciones financieras.

Errores comunes que debes evitar

Infografía minimalista del historial crediticio para jóvenes: No pagar deudas, Cancelar tarjetas antiguas, Abrir múltiples cuentas (8k)

1. No pagar tus deudas

Uno de los errores más graves que puedes cometer en relación a tu historial crediticio es no pagar tus deudas a tiempo. Si no cumples con tus obligaciones de pago, esto tendrá un impacto negativo en tu historial y puede afectar tu capacidad para obtener crédito en el futuro. Además, cada vez que te atrasas en tus pagos, es probable que se te cobren intereses moratorios y penalidades, lo que aumentará el saldo de tu deuda.

Para evitar esta situación, es importante que siempre pagues tus deudas a tiempo. Si tienes dificultades para hacerlo, es recomendable que te comuniques con tus acreedores para buscar soluciones alternativas, como un plan de pagos o renegociar los términos de la deuda. Recuerda que mantener un historial crediticio saludable es fundamental para tu bienestar financiero a largo plazo.

Fuente: Informe de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF)

2. Cancelar tarjetas de crédito antiguas

Otro error común que debes evitar es cancelar tarjetas de crédito antiguas. Aunque puede parecer lógico deshacerte de tarjetas que ya no utilizas, cancelar una tarjeta de crédito puede tener un impacto negativo en tu historial crediticio. Esto se debe a que una parte importante de tu puntaje crediticio está basado en la antigüedad de tus cuentas. Si cancelas una tarjeta de crédito que has tenido durante mucho tiempo, estarás reduciendo la edad promedio de tus cuentas y eso puede afectar negativamente tu historial.

En lugar de cancelar una tarjeta de crédito antigua, considera mantenerla activa pero sin utilizarla, o utiliza la tarjeta de manera responsable para pequeñas compras y paga el saldo a tiempo. Esto te permitirá mantener una buena antigüedad de cuentas y mejorar tu historial crediticio a largo plazo.

Fuente: Informe de la Asociación Nacional de Supervisores de Crédito (ANSCO)

3. Abrir múltiples cuentas de crédito

Abrir múltiples cuentas de crédito en un corto período de tiempo puede parecer tentador, especialmente si tienes acceso a nuevas ofertas y promociones. Sin embargo, esto puede ser perjudicial para tu historial crediticio. Cuando abres varias cuentas de crédito en poco tiempo, esto puede indicar a los prestamistas que estás desesperado por obtener crédito y puede interpretarse como una señal de riesgo.

Además, cada vez que solicitas una nueva cuenta de crédito, se realiza una consulta en tu historial crediticio, lo que se conoce como una "consulta duro". Estas consultas pueden tener un impacto negativo en tu puntaje crediticio y pueden hacer que sea más difícil obtener crédito en el futuro.

En lugar de abrir múltiples cuentas de crédito, es mejor ser selectivo y solicitar solo las cuentas que realmente necesitas. Mantén un equilibrio entre tus ingresos y tus deudas y asegúrate de administrar tus cuentas de manera responsable.

Fuente: Informe de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB)

4. Ignorar las notificaciones de crédito

Cuando se trata de tu historial crediticio, es importante prestar atención a las notificaciones que recibas relacionadas con tu crédito. Ignorar estas notificaciones podría tener consecuencias negativas en tu historial y en tu capacidad futura para obtener crédito.

Las notificaciones de crédito pueden incluir información sobre pagos atrasados, cuentas en colecciones, cambios en tu calificación crediticia y más. Si ignoras estas notificaciones, podrías estar pasando por alto problemas que podrían afectar tu historial y tu capacidad para obtener crédito en el futuro.

Es recomendable que revises regularmente tu correo electrónico y tu buzón físico en busca de notificaciones de crédito. Si recibes alguna notificación, tómate el tiempo para leerla y tomar las medidas necesarias para resolver cualquier problema que se mencione.

5. Cometer fraudes o estafas

Uno de los peores errores que puedes cometer en relación a tu historial crediticio es cometer fraudes o caer en estafas. El fraude o la participación en actividades fraudulentas pueden tener graves consecuencias tanto legales como financieras.

Cometer fraudes o ser víctima de estafas puede resultar en el robo de tu identidad, la obtención de crédito en tu nombre sin tu consentimiento y dañar tu historial crediticio. Estas acciones pueden llevar a que te nieguen crédito en el futuro, dificultando tus posibilidades de obtener préstamos o tarjetas de crédito.

Para evitar caer en estafas, es importante ser cauteloso y estar atento a cualquier actividad sospechosa en tus cuentas financieras. Nunca compartas información personal o financiera con personas o empresas no confiables. Si sospechas de alguna actividad fraudulenta, comunícate de inmediato con tu institución financiera y las autoridades correspondientes.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué es un historial crediticio?

El historial crediticio es un registro de todas tus actividades de crédito, como préstamos, tarjetas de crédito y pagos atrasados.

2. ¿Por qué es importante tener un historial crediticio?

Tener un historial crediticio positivo es crucial para obtener préstamos en el futuro y acceder a mejores tasas de interés.

3. ¿Cómo puedo comenzar a construir mi historial crediticio?

Puedes comenzar solicitando una tarjeta de crédito segura o un préstamo pequeño y asegurándote de realizar los pagos a tiempo.

4. ¿Qué debo evitar para mantener un buen historial crediticio?

Debes evitar los pagos atrasados, el uso excesivo de tu límite de crédito y la solicitud de múltiples préstamos o tarjetas de crédito al mismo tiempo.

5. ¿Cómo puedo verificar mi historial crediticio?

Puedes solicitar un informe de crédito gratuito a las agencias de crédito, como Equifax, TransUnion o Experian.

Conclusion

Comprender y manejar de manera efectiva el historial crediticio es fundamental para los jóvenes. Es importante reconocer la importancia de tener un historial crediticio sólido, ya que esto les abrirá puertas en el futuro y les permitirá alcanzar sus metas financieras.

Para construir un historial crediticio sólido, es necesario seguir algunos consejos clave, como utilizar el crédito de manera responsable, pagar las deudas a tiempo y mantener un equilibrio adecuado entre los ingresos y los gastos. Además, es fundamental evitar cometer errores comunes, como solicitar crédito en exceso o no revisar regularmente el historial crediticio.

El historial crediticio es una herramienta poderosa que puede abrir oportunidades para los jóvenes. Al entender cómo funciona y cómo manejarlo de manera efectiva, podrán construir una base sólida para su futuro financiero. ¡No subestimes el poder de un buen historial crediticio y comienza a tomar medidas hoy mismo para asegurar tu éxito financiero en el futuro!

¡Gracias por ser parte de nuestra comunidad! ¡Juntos somos más fuertes!

Nos emociona contar con lectores como tú, que valoran el conocimiento y están dispuestos a explorar más contenido en la web. Tu apoyo es fundamental para que podamos seguir creciendo y compartiendo información de calidad.

Te invitamos a que compartas este artículo en tus redes sociales para que más personas puedan beneficiarse de esta guía y así fortalecer nuestra comunidad.

Tus comentarios y sugerencias son clave para nosotros. Queremos conocer tus experiencias, dudas y opiniones, así que no dudes en compartir tus pensamientos en la sección de comentarios. ¡Tu participación es muy valiosa para nosotros!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Comprendiendo el ABC del historial crediticio: Guía para jóvenes puedes visitar la categoría Consejos para mantener un buen historial crediticio.

Articulos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Al hacer clic en Aceptar, consientes el uso de todas las cookies. Para más información o ajustar tus preferencias, visita nuestra Política de Cookies.